Tratamientos para la Obesidad

Existen diferentes tratamientos contra la obesidad o para poder combatirla. Lo adecuado que puede resultar un tratamiento para una persona dependerá de varios factores, como por ejemplo, el grado de obesidad que se padece, y de otros factores como las posibilidades que tiene la persona de modificar su estilo de vida. También dependerá de otros factores como la motivación para seguir un tratamiento o para cambiar su estilo de vida y la capacidad que tenga la persona para reducir su peso.

Algunos de los tratamientos más comunes para bajar de peso son:

  • Seguir una dieta alimenticia en la que se reduzca considerablemente la cantidad de calorías que se ingieren por día. Las dietas se deben complementar con ejercicio físico.
  • Existen establecimientos y clínicas que ofrecen la posibilidad de internarse durante un periodo de tiempo para seguir un tratamiento completo y mucho más estricto. En estas clínicas, existe un control continuo de especialistas que ayudará a contener a la persona y llevarla por el buen camino para que consiga una reducción rápida y controlada de peso.
  • En algunos casos, además de seguir una dieta y realizar ejercicio físico, puede ser recomendable acudir a un psicólogo. En muchos casos, el origen de la obesidad se debe a cuestiones psicológicas que es conveniente tratar. Por ejemplo, puede que una persona coma en exceso porque sufre de depresión. Asimismo puede ocurrir que a una persona le resulte muy difícil psicológica y emocionalmente llevar una dieta, por lo cual un psicólogo podría ayudarle. De esta manera, evitará caer en otras complicaciones como por ejemplo ataques de ansiedad o de depresión.
  • Otra opción son los tratamientos con medicinas o medicamentos. Hay que tener sumo cuidado con este tipo de medicamentos ya que existen en el mercado cantidad de productos que se ofrecen para bajar “mágicamente” de peso. La gran mayoría de estas medicinas no solo no ofrecen los resultados que prometen sino que además muchas veces pueden generar otras complicaciones. Si se opta por seguir un tratamiento con medicamentos, debes de acudir a un especialista que pueda supervisar el tratamiento
  • La cirugía es otra opción para los casos más severos de obesidad. Generalmente solo se recomienda la cirugía cuando ya se ha probado con otros tratamientos para la obesidad y no se han conseguido resultados o en casos en que exista riesgos de otras enfermedades ocasionadas por el exceso de peso.