Operaciones para la Obesidad o Sobrepeso

Las operaciones para la obesidad que se realizan con mayor frecuencia son las siguientes:

  • Banda gástrica ajustable. Es una de las operaciones de obesidad mas conocidas. En esta cirugía se coloca un “anillo” en el estómago. Este implante provoca que se deba limitar la ingesta de comida. Es una técnica restrictiva y presenta la ventaja de ser reversible, es decir, que se puede retirar la banda que se implantó en el estómago si así se desea. También puede ocasionar algunos efectos secundarios, como por ejemplo infecciones, hemorragias o erosión en el estómago.
  • Bypass gástrico. Se trata de una cirugía restrictiva pero que, a diferencia de la banda gástrica, no es reversible. En esta operación se divide el estómago y se comunica la primera parte directamente con el intestino delgado. La consecuencia de esta cirugía es que, al igual que la banda gástrica, provocan que el paciente tenga una sensación de saciedad aunque haya comido muy poco.
  • Derivación biliopancreática. Se trata de otro tipo de bypass gástrico. En este caso se trata de una cirugía malabsortiva o mixta. Lo que se hace con esta operación es inutilizar la mayor parte del intestino delgado. De esta manera, solo se absorbe una pequeña porción de grasa e hidratos de carbono y el resto se elimina.
  • Balón intragástrico. Se trata de una intervención restrictiva que es temporal. No requiere de cirugía, sino que lo que se hace es colocar en el estómago un balón de silicona, que una vez dentro del estómago, se infla y se rellena con un líquido. Para esta intervención se utiliza anestesia para poder introducir por la boca el balón con un catéter y posteriormente inflarlo y llenarlo con el líquido. Este balón provoca una reducción en el espacio del estómago y al mismo tiempo una sensación de saciedad. El balón intragástrico dura alrededor de 6 meses.
  • Manga gástrica. Es una de las técnicas con menos riesgos y complicaciones. Es un método puramente restrictivo. Se reduce aproximadamente el 75% de la capacidad estomacal, dejando una bolsa con forma de manga. El paciente comerá menos y se mantendrá saciado por horas. Una gran ventaja de la manga gástrica es que no se modifica la forma en que se digieren los alimentos, sólo la capacidad estomacal. Esto a su vez puede ser un problema en caso de que el paciente ingiera muchas calorías en forma líquida.
  • Switch o cruce duodenal: El cruce duodenal es una técnica mixta, que combina la mal absorción con la reducción de la capacidad del estómago. Con este método el paciente puede comer prácticamente normal y aún así, bajará de peso debido a la poca absorción de grasas y nutrientes. Por esto, el paciente debe estar controlado periódicamente y consumir suplementos multivitamínicos. Al cabo de dos años, el estómago recuperará su capacidad original y si el paciente no aprendió nuevos hábitos es posible que recupere el peso perdido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR