La Influencia del Entorno en la Obesidad y Sobrepeso

Las causas de la obesidad pueden ser muchas. A todas las causas ya conocidas, debe sumarse otro factor de riesgo importante: el entorno cultural en el que vive una persona puede influir notablemente para que esa persona termine siendo obesa. Es habitual ver que en determinados países, provincias o ciudades, los porcentajes de personas obesas son superiores a las de otros lugares. Esto se debe a que desde el punto de vista cultural, existen ciertos hábitos y costumbres que contribuyen y son un factor de riesgo para que un porcentaje elevado de la población termine con sobrepeso. Asimismo, cuantas más personas sean obesas en el entorno cercano, mayor es la probabilidad de padecer también de obesidad.

Por este motivo, es habitual ver que, en una misma familia, varios integrantes tienen un exceso de peso. Los hijos de padres obesos tienen mayor tendencia a ser obesos. Esto se debe no solo a los factores genéticos (ya que también ocurre con personas que viven juntas y que no tienen un lazo sanguíneo) sino también por la influencia familiar y cultural que reciben de sus padres.

La televisión es otro factor que ha influido notablemente en el incremento de la obesidad ya que ésta tiene un papel muy importante en la sociedad actual. En la televisión se ven constantemente anuncios sobre comida basura, golosinas, snacks, comidas ya preparadas y bebidas azucaradas. Esto genera una cultura en la que cada vez es más habitual alimentarse con este tipo de alimentos. Gran parte de los alimentos que se publicitan en la televisión son perjudiciales para una persona obesa. Por este motivo y debido a las influencia que hay en la sociedad y sobre todo en la familia cercana, se considera que la obesidad se ha convertido en una epidemia y cada vez es mayor el número de personas que la padecen.

Actualmente en la televisión y en los medios de comunicación, se da una curiosa paradoja que también se ve reflejada en toda la sociedad en general. Entre todos los anuncios de refrescos azucarados, comida basura, dulces y golosinas, ha entrado con fuerza la publicidad de productos light y bajos en grasa. Estos productos responden a la urgente necesidad de un gran número de personas que son obesas, como consecuencia de diferentes factores, pero siendo uno muy importante, la publicidad que ahora les vende productos light.