Obesidad Ginoide

En los casos de la obesidad ginoide, se dice que el cuerpo adquiere forma de pera. Este tipo de obesidad es mucho más común en las mujeres que en los hombres. Al contrario de lo que ocurre con la obesidad androide, con la obesidad ginoide el exceso de grasa se concentra principalmente en la parte inferior del cuerpo; es decir, en abdomen, muslos, nalgas, y piernas.

En este tipo de obesidad, los órganos que se ven más afectados son los riñones, el útero y la vejiga aunque también pueden verse afectados otros órganos como el corazón u otro órgano, ya que el exceso de grasa afecta negativamente a todo el organismo. También es probable que aparezcan problemas en las piernas, como varices, hinchazón, problemas circulatorios y cansancio excesivo. Todo esto es debido al exceso de peso que se concentra en la parte inferior del cuerpo.

Si bien se considera que la obesidad ginoide es de menor riesgo que la obesidad androide, a menudo resulta más difícil reducir de peso cuando se padece este tipo de obesidad.

Se dice también que existe un tercer tipo de obesidad en el que la distribución de la grasa se da de forma uniforme en todo el cuerpo. En los casos más severos, este tipo de obesidad puede acarrear graves complicaciones ya que el exceso de grasa está afectando a todo el cuerpo y a todos los órganos.